China se niega a negociar con EU sobre guerra comercial por amenazas de Trump

  • Twitter
  • Facebook

China dijo este lunes que no se sentará a la mesa de negociaciones para resolver sus diferencias comerciales con Estados Unidos, mientras el presidente de ese país, Donald Trump, mantenga la amenaza de imponer nuevas tarifas a sus productos.

Apenas una hora después de que el Gobierno de Trump pusiera en vigor aranceles a otros 200 mil millones de dólares en productos chinos, Beijing publicó un documento confirmando su posición en el conflicto. En consecuencia, se cancelaron las conversaciones previstas para esta semana.

“La puerta para las conversaciones en el área comercial está siempre abierta, pero las negociaciones deben realizarse en un ambiente de mutuo respeto”, se afirma en el documento publicado por la agencia de noticias estatal Xinhua.

Las negociaciones “no se pueden realizar bajo la amenaza de nuevas tarifas”.La última ronda de aranceles estadounidenses entró en vigor este lunes, apenas pasada la medianoche en Washington (mediodía en Beijing), y afecta a una lista amplia de productos, desde carne congelada a componentes para televisores.

China anunció en represalia tarifas a 60 mil millones de dólares de productos estadounidenses, una medida que Trump advirtió llevará a nuevos aranceles a otros 267 mil millones de dólares en importaciones chinas.

Cuando anunció las tarifas en represalia la semana pasada, el Gobierno chino afirmó que estas entrarían en vigor el 24 de septiembre al mediodía, tiempo local.

Si Trump mantiene su amenaza de aumentar la tensión comercial, las tarifas estadounidenses podrían abarcar todos los productos que Estados Unidos importó de China el año pasado.

El conflicto amenaza con convertirse en una guerra comercial y generar un desgaste, que según advierten los economistas, podría desacelerar la economía global y afectar las cadenas de suministro de empresas multinacionales.

China canceló el sábado las conversaciones que se habían agendado con Estados Unidos en la escalada del conflicto. Las sanciones que impuso el Departamento de Estado contra el organismo de defensa chino y su director el jueves contribuyeron a esta decisión, según personas conocedoras del tema.

A pesar de haberse impuesto tarifas mutuamente, ambas partes han agregado a sus comunicados recurrentes ofertas de apertura para negociar.

“El presidente Trump tiene una excelente relación con el presidente Xi y nuestros equipos están en comunicación constante desde que el presidente Trump asumió el poder”, dijo Lindsay Walters, subsecretaria de prensa de la Casa Blanca, en un comunicado enviado por correo electrónico.

“Seguimos abiertos a las conversaciones con China, pero China debe comprometerse significativamente en (frenar) las prácticas comerciales desleales”.

Ninguna de las partes ha cedido en sus medidas desde que el intercambio de aranceles comenzó en julio, cuando Estados Unidos impuso la primera ronda de tarifas a 34 mil millones de dólares de importaciones chinas.

 

FUENTE: ELFINANCIERO

Compartir ahora:

Deja un comentario