Cohabitan generaciones Baby boom y X como CEOs

  • Twitter
  • Facebook

Las empresas Alfa, Vitro, FEMSA, Cemex, Ternium, Cydsa, Cuprum, Arca Continental (AC) y Xignux tienen como directores generales a personas cuya edad fluctúa entre 43 y 69 años, todos en su mayoría formados en el Tecnológico de Monterrey (licenciaturas en administración, economía o ingenierías) y con maestrías en Harvard, la Universidad de Georgetown, Universidad de Niza, Columbia University en Nueva York y la Universidad de Stanford.

Adrián Sada Cueva, director general ejecutivo de Vitro, es el más joven de los CEOs regios, con 43 años de edad, desde el 2013 el empresario heredó una gran tradición empresarial y tomó las riendas de la alta dirección de la firma vidriera.

En cambio, el de mayor edad es Eduardo Padilla, actual director general de FEMSA, quien a partir del 1 de enero de 2018 sustituyó en el cargo a Carlos Salazar Lomelín.

Padilla tiene 69 años de edad, y sería el “viejo lobo” de los CEOs regios.

Pero Fernando González Olivieri, director general de Cemex, con sus 64 años de edad, y cinco de ellos en el cargo de CEO, no se queda atrás. Su visión lo ha colocado como uno de los directivos más experimentados.

González Olivieri opinó que hoy en día uno de los grandes retos que enfrenta un CEO en México es la innovación y la transformación digital.

De las nueve empresas que se consideraron, cuatro CEOs no tienen vínculos con la familia accionista principal. Cemex, AC, Ternium y FEMSA optaron por dejar su dirección en una persona sin lazos familiares con los dueños.

Para Ricardo Aparicio, experto en empresas familiares del IPADE, depositar el cargo del CEO en una persona externa es profesionalizar, pero también no resulta una regla, dado que depende de la estrategia, cultura y conocimiento de la compañía porque se dan casos en que los CEOs que proceden de la familia son muy buenos.

PARA EVALUAR EL DESEMPEÑO DE CEO´S SE OCUPA EL LARGO PLAZO

Expertos explican que si lo que han dejado es firme, si supieron enfrentar y adaptarse a situaciones de crisis (una parte importante), si continuaron operando pese a la diversidad de situaciones que debieron enfrentar, y sobre todo qué tan hábiles fueron en su dirección en el cargo, son factores que pueden considerarse clave en su desempeño.

Mario Cerutti, investigador-historiador de la Universidad Autónoma de Nuevo León, comentó que sí continuaron (estos CEOs) operando pese a la diversidad de situaciones que debieron enfrentar (políticas económicas y modelos cambiantes, problemas con los gobiernos, crisis diversas, devaluaciones de la moneda, caída de mercados, cambios tecnológicos), sólo por citar algunos temas.

O bien, mucho de ello depende, en las personas, de integrar o haberse integrado a tejidos empresariales robustos, como por ahí se han encontrado testimonios en La Laguna, el Valle del Yaquí, e incluso en Monterrey.

Fernando González Olivieri, CEO de Cemex, no tiene inconveniente en compartir su visión sobre los retos que enfrenta un director en estos tiempos.

Para él, la industria donde se desenvuelve Cemex se encuentra en una dinámica global caracterizada por desarrollo urbano, un mundo interconectado y desafíos globales como el cambio climático, características que demandan soluciones innovadoras y sostenibles.

Para César Jiménez, CEO de Ternium, la innovación a través de la tecnología es uno de los retos que enfrenta una CEO en México.

Las empresas deben enfocarse en la digitalización y automatización de sus procesos para ser más eficientes y competitivas.

E incluso señaló que la prioridad para las grandes empresas, es transmitir este conocimiento a toda la cadena de valor y así fortalecer el tejido industrial.

Añadió que existe el desafío de invertir más tiempo y recursos para transformarnos y reinventarnos, para ello debe haber colaboración de autoridades y academia para contar con las condiciones que permiten avanzar en este sentido.

“Hay que crear un círculo virtuoso de Industria 4.0, con el fin de impactar positivamente a la cadena de valor y Pymes”, indicó el directivo.

Ricardo Aparicio, investigador del IPADE, consideró que hoy en día en algunas empresas se está dando una prolongación de la sucesión en las presidencias de éstas.

FUENTE: ELFINANCIERO

Compartir ahora:

Deja un comentario