“Derrumba” Covid-19 construcción de Nuevo León

  • Twitter
  • Facebook

Después de que el sector de la construcción de Nuevo León registrara incrementos anuales en los últimos ocho meses en el valor de su producción, para abril no estuvo exenta del impacto negativo de las medidas tomadas para controlar los contagios del Covid-19, al registrar una caída de 22.54 por ciento en términos reales respecto al mismo mes del año pasado.

Los Indicadores de Empresas Constructoras del Inegi señalan que en abril, el valor del sector ascendió a dos mil 446 millones de pesos, lo que representó la baja anual ya mencionada y una disminución de 18.61 por ciento respecto al mes previo.

Analistas señalaron que la suspensión de actividades no esenciales registrada en abril, entre las que estaban la del sector construcción, fue el principal factor que llevaron a la baja a este indicador.

José Francisco Guajardo, Presidente de la CMIC, Nuevo León, señaló que “el comportamiento negativo de este indicador es resultado de la interrupción de labores del sector por motivo de la pandemia”.

Jorge Moreno, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Nuevo León, dijo que “los resultados que muestra el Inegi en el sector de la construcción son terribles, con bajas muy pronunciadas en el comparativo anual, y lo peor de esto es que todavía no llegamos al punto más crítico, por lo que creo que la recuperación de la economía llevará algo de tiempo.

“Este desempeño del sector tiene mucho que ver con las malas políticas que se han implementado a nivel nacional, pues no incentivan la inversión en este segmento”, indicó.

Comentó que esto se ha visto en empleos en la entidad, pues con base a cifras del IMSS, los indicadores de este segmento indicaron que entre abril y mayo la mayor pérdida de empleos en Nuevo León se había dado en la construcción, con poco más de 28 mil.

“Ahora bien, los indicadores muestran que Nuevo León, pese a esta fuerte caída, es la entidad que más aporta valor del sector a nivel nacional, al contribuir con el 12.2 por ciento”, dijo Moreno.

“En general, esperamos que el sector retome su dinamismo ahora que reinició operaciones. Hemos hablado con los responsables de dependencias federales, estatales y municipales y nos han señalado que la inversión que tenían programada en obra pública continuará conforme a lo planeado”, comentó Guajardo.

Agregó que de las tres grandes obras para este año dos ya están en construcción, el Viaducto Santa Catarina y el Libramiento de la Red Estatal de Autopistas, mientras que el proceso de licitación de la Presa Libertad arrancó la segunda semana de junio.

Comentó que algunos inversionistas privados con los que han platicado les comentan que en algunos casos tendrán que redirigir sus inversiones para hacerle frente a la nueva realidad o normalidad, pero hasta ahora ninguno plantea retirarse del sector.

“Por lo antes señalado esperamos cerrar el año con crecimiento, aunque sea leve, pero en terrenos positivos”, destacó el directivo.

FUENTE: ELFINANCIERO

Compartir ahora:

Deja un comentario