Excelencia regiomontana

  • Twitter
  • Facebook

De local o de visita, el futbol regiomontano ha dado muestras que en el Torneo Apertura 2018 de la Liga MX sus equipos se mantienen como favoritos para contender por el título, así lo demuestra el inicio perfecto de Tigres y Rayados luego de dos fechas disputadas.

Ayer en el Estadio Universitario el equipo de la UANL logró una victoria más, ahora 1-0 contra Tijuana, y con ello consiguió llegar a 29 partidos sin perder en casa, empatando la mejor marca invicta de local impuesta por el Pachuca en el Clausura 2017.

Al término de ese partido, en el Nou Camp los Rayados dieron un golpe de autoridad, al derrotar 2-0 a León y con ello sumar de forma continua (sin juego local de intermedio) su segundo triunfo de la campaña en condición de visitante, algo que no lograba en torneos cortos.
Tigres consiguió celebrar anoche con un solitario gol de su figura, el francés André Pierre Gignac que, de paso, sumó su gol 82 con el club felino y ahora está a 21 de superar la marca del legendario Tomás Boy, máximo anotador en la historia de la franquicia.

Sin ser brillantes a lo largo del encuentro, los felinos hicieron lo que saben, mantener la posesión del balón con su tradicional toqueteo.

Con un disparo a gol de “Chaka” Rodríguez al 13´, una tijera de Gignac al 39´ y un tiro de Lucas Zelarayán al 42´, Tigres demostró en el primer tiempo su superioridad.

En el complemento la recompensa para los universitarios llegó al 59´, cuando el francés remató de cabeza un centro perfecto de Javier Aquino. Así escribió la UANL su historia.

Dominio albiazul

Minutos después, en Guanajuato La Pandilla fue de menos a más, pues en los primeros minutos fue León el que generó mejor futbol hasta que vio la expulsión de Pedro Aquino, quien hizo una dura entrada sobre Celso Ortiz, que salió de cambio lesionado al 23´.

Esta expulsión condicionó el partido y el Monterrey aprovechó, aunque fue hasta la segunda parte que se fue al frente del marcador.

Fue al 72´ que un pisotón polémico sobre Avilés Hurtado fue decretado como penalti a favor de Rayados.

Nico Sánchez, quien llegó a cuatro penaltis anotados de manera consecutiva, ejecutó tres minutos después con un disparo al centro.

Al 92´, Rogelio Funes Mori que reapareció luego de más de cuatro meses por una lesión, aprovechó a larga distancia para “techar” al arquero Rodolfo Cota, que estaba fuera de su arco por haber ido a rematar un tiro de esquina. El “Mellizo” no perdonó y se reencontró con el gol.

FUENTE: ABCNOTICIAS

Compartir ahora:

Deja un comentario