Huye a EU exjefe de inteligencia de Maduro y ahí revela secretos

  • Twitter
  • Facebook

Luego de abandonar las filas del chavismo el pasado 30 de abril y de esconderse en Bogotá, Colombia, el exjefe de los Servicios de Inteligencia de Venezuela (Sebin), Manuel Ricardo Cristopher Figuera, llegó a Estados Unidos cargado con muchos secretos del gobierno de Nicolás Maduro.

Figuera, de 55 años, dio una entrevista al diario The Washington Post, en la que aseguró que no se arrepiente de haberse volteado contra su jefe, Nicolás Maduro.

En 12 horas de entrevista, el exjefe del Sebin hace revelaciones que el propio diario estadounidense calificó como “un tesoro”.

Por ejemplo, acusa al gobierno Venezolano de negocios ilegales con oro. Él ya investigaba, asegura, a una compañía creada por un asistente del hijo de Maduro, Nicolás Maduro Guerra, de 29 años, la cual se dedicaba a comprar oro barato a mineros del sur, para venderlo a precios elevados al Banco Central.

También dijo que comprobó casos de lavado de dinero que involucraban al entonces vicepresidente Tareck El Aissami, actual ministro de industrias de Maduro.

Reveló la presencia de células de Hezbolá en Maracay, Nueva Esparta y Caracas, aparentemente ligadas a negocios ilícitos para financiar operaciones en el Medio Oriente.

“Nunca vi la situación del país y la corrupción del gobierno tan de cerca como la vi en mis últimos seis meses. Entendí que Maduro es la cabeza de una empresa criminal. Su propia familia está involucrada”, aseguró Figuera.

El militar, que estuvo dos meses escondido en Colombia, dijo: “Yo estoy orgulloso de lo que hice” (haber dimitido del chavismo), y dijo estar en deuda con muchas personas que están presas, “hay mucha gente inocente”.

Figuera también relató que el plan de levantamiento del pasado 1 de mayo, por el cual serían reconocidos los poderes de la Asamblea Nacional, incluía al ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y al jefe del Tribunal Supremo de Justicia, Maikel Moreno.

Explicó que el plan fracasó cuando estos dos personajes cambiaron de opinión y decidieron mantenerse del lado de Maduro. Moreno, según el relato del Post, pedía 100 millones de dólares para sumarse al complot.

Padrino y otros oficiales leales a Maduro han alegado públicamente que no fueron parte de la conspiración.

En ese sentido, el delegado especial de Estados Unidos para la crisis en Venezuela, Elliott Abrams, quien confirmó la llegada Figuera a su país, dijo que las revelaciones pueden contribuir a que otros mandos militares reevalúen su apoyo a Maduro.

El funcionario estadounidense garantizó que el exjefe del Sebin “está libre” y “sin ningún tipo de restricciones” luego de que Washington le levantara las sanciones que le había impuesto al igual que a decenas de colaboradores de Maduro.

FUENTE: ELFINANCIERO

Compartir ahora:

Deja un comentario