Infectólogo critica retenes vehiculares de Nuevo León: ¡podrían ser focos de contagio!

  • Twitter
  • Facebook

El objetivo de los retenes vehículares que han colocado algunos municipios es evitar la propagación del COVID-19, sin embargo, a decir de un médico infectólogo, los propios retenes podrían provocar lo contrario de lo que buscan, o sea, podrían ser puntos de contagio.

Después de que el gobierno del estado así como los municipales han recurrido a la instalación de retenes, filtros y puntos de revisión (“drive-thru”) en avenidas y carreteras, un experto en infectología señalan que estos pueden convertirse en focos de contagio, debido a que los oficiales tienen contacto cercano con mucha gente que pasa por ahí, los cuales podrían estar infectados, y el resto de los ciudadanos, a la vez, tienen que enfrentar e interactuar de cerca con estos mismos oficiales.

Especialistas en la materia afirman que los policías encargados de estos dispositivos de seguridad deben de contar con los insumos necesarios, además de tener las medidas de higiene para evitar ser blanco de infección, o bien, transmitir a otros; pero ni siquiera con esos insumos, desaparece el riesgo.

El infectólogo Ricardo Téllez explicó que aunque los elementos tengan el equipo adecuado el riesgo de contagio en estos puntos existe.

“El riesgo, claro que existe obviamente, si el personal policiaco utiliza sus medios de protección personal eso viene ser pues menor.

“Lo que pasa es que ahí el riesgo habla de la distancia que va tener el personal policiaco con las personas que van a estar a menos de un metro y obviamente si no llevan un cubre bocas adecuado y no tienen goggles, si se hace manipulación con los guantes y luego se tocan la cara es ahí donde se puedan contagiar”, apuntó el especialista.

Téllez refirió que también habría que ver el tiempo de exposición que tienen en estas revisiones con las personas, ya que si se tiene contacto con alguien que presenta síntomas podría haber una dispersión de las partículas.

“Estrictamente hablando el riesgo es por un tiempo más o menos aproximado de unos 5 minutos, entonces muchas veces no cumplen esta definición como tal. Pero sí hay personas que están tosiendo mucho o estornudando, pues ahí obviamente el riesgo se incrementa, porque se aerolisan y tienen contacto con las partículas”, concluyó.

FUENTE: ELHORIZONTE

Compartir ahora:

Deja un comentario