México no se puede permitir un fracaso más, pero se requiere certidumbre para invertir: Coparmex

  • Twitter
  • Facebook

México tiene todas las capacidades para despegar, no se puede permitir un fracaso más o una involución, pero se requiere certidumbre y un clima de confianza para que los flujos de inversión internacional y doméstica no se detengan, dijo Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de la Coparmex.

El dirigente empresarial fue entrevistado por El Financiero, luego de presidir una reunión en el Club Industrial de Monterrey, en la que participaron ocho expresidentes nacionales de la Coparmex para analizar la situación actual del país y su futuro.

El evento fue parte de una gira que realizan expresidentes de este organismo empresarial por varias regiones del país donde realizan un panel denominado “Construyendo México: la aportación de Coparmex”.

“Este es un proceso de reflexión profunda sobre el papel de la Coparmex y una visión de futuro sobre los retos que enfrentamos”, expresó el presidente nacional de este organismo.

El dirigente empresarial dijo que aún es pronto para evaluar el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, el cual dijo que se ha caracterizado por claroscuros.

“Nuestra exigencia es para que se genere certidumbre y confianza, de tal manera que los flujos de inversión internacionales y domésticos no se detengan y el país pueda tener más empleos, y con ello mejor bienestar”.

Comentó que han visto decisiones afortunadas del gobierno actual, como el combate a la corrupción y la austeridad, pero muchas decisiones en materia económica, particularmente en el sector energético, han sido las principales responsables de que no haya crecimiento.

“Se ha generado desconfianza. Ojalá que las decisiones de los próximos días o semanas vayan a una situación que permita retomar el camino del crecimiento”.

Jorge Espina Reyes, expresidente de la Coparmex durante el 2001-2003, pidió a los cerca de 150 asistentes brindarle un aplauso de pie al empresario regiomontano José Luis Coindreau, quien dirigió los destinos de este organismo de 1980 a 1982, al final del sexenio de José López Portillo, por su valiente defensa del sector privado en aquellos años.

“Nos toca a nosotros, en el presente, enfrentar y solucionar cualquier amenaza interna o externa que afecte al empresariado, sembrando cada uno de nosotros en nuestras acciones, los principios, valores y convicciones que nos dieron el origen empresarial en Nuevo León, así como en todo México”, dijo Federico Pozas García, presidente de la Coparmex Nuevo León, al dar la bienvenida a los ocho expresidentes de este organismo.

El dirigente de los patrones de la entidad recordó que la Coparmex se fundó en Nuevo León y de aquí se expandió a todo el país.

“Lo que nos mueve es el bien común, no el interés personal, la coherencia, y hacer el bien por nuestro país, con serenidad y con firmeza”, agregó.

FUENTE: ELFINANCIERO

Compartir ahora:

Deja un comentario