NL castigará con cárcel a ‘contagiados que no se aíslen’

  • Twitter
  • Facebook

El Secretario de Salud, Manuel de la O Cavazos informó que a partir de este martes quienes estén contagiados y salgan a la calle, serán sancionados hasta con tres años de prisión y una multa de $35,000 pesos.

Según el funcionario estatal, eso ya fue aprobado en el Congreso de Nuevo León la semana pasada, y fue publicado en el Periódico Oficial del Estado.

En la rueda de prensa diaria de actualización sobre el Covid-19, el titular de la dependencia estatal reveló que la sanción, para quienes no cumplan con la cuarentena al ser casos positivos de coronavirus, será de entre los $8,688 pesos a los $34,752 pesos, o hasta tres años de cárcel.

“El día de hoy se publicó en el Periódico Oficial del Gobierno de Nuevo León, que se eleva a delito la conducta consistente en el hecho de que una persona a sabiendas de que padezca alguna enfermedad grave y transmisible ponga la salud de otros en peligro de contagio así como haga caso omiso a su aislamiento puede llegar a ser procesado penalmente”, informó el funcionario.

El lunes se publicó en el Periódico Oficial el decreto que eleva a delito el actuar de las personas que presenten alguna enfermedad contagiosa y se nieguen al aislamiento.

Monterrey y San Pedro analizan multas

Las administraciones municipales de Monterrey y San Pedro, analizan la posibilidad de multar o arrestar a quienes se nieguen a usar cubrebocas.

En entrevista, el edil regio Adrián de la Garza señaló “le voy a pedir al secretario de Seguridad para darle instrucciones para que se refuercen este tipo de operativos de entrega de cubre bocas en la calle; y a la persona que no porte el cubre bocas, a pesar de habérsele dado, podría ser sancionado o incluso llegar hasta el arresto”.

No obstante el munícipe de Monterrey no definió una fecha ni monto, pero aseguró que multarán o arrestarán a los ciudadanos que no porten cubrebocas.

Mientras que el secretario del Ayuntamiento sampetrino, José Dávalos mencionó que las sanciones podrían ir desde multas hasta alguna detención, pues dijo que el uso de cubrebocas es obligatorio.

“Si las personas no traen cubrebocas dentro del establecimiento, el establecimiento, la empresa, el comercio, es quién será responsable y a quién el municipio podrá fijarle una sanción.

“Si los observamos en la vía pública y en contacto con personas vamos a imponer alguna sanción a través de Justicia Cívica y alguna multa o tipo de arresto por parte de nuestros jueces cívicos”, apuntó Dávalos Siller.

FUENTE: ELHORIZONTE

Compartir ahora:

Deja un comentario