Paso a paso: así ha sido el proyecto de consulta ciudadana para enjuiciar a expresidentes

  • Twitter
  • Facebook

El proceso del posible juicio a expresidentes mexicanos está en marcha, y se encuentra actualmente siendo analizando en la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Este se daría a través de una consulta ciudadana, donde se decidirá si los exmandatarios desde 1988 a la fecha serán puestos ‘bajo la lupa’ de las autoridades.

Te explicamos paso por paso cómo se ha llegado a este momento.

-El 21 de noviembre de 2018, el entonces presidente electo Andrés Manuel López Obrador se comprometió a hacer más adelante una consulta ciudadana sobre diversos temas, entre ellos, el juicio a exmandatarios por corrupción. 

-En el momento, AMLO planteó que la pregunta para la consulta sería: ¿Crees que Andrés Manuel López Obrador, presidente de México, debe de promover que se juzgue para que haya justicia y no solo se persiga a ‘chivos expiatorios’ y se revisen las responsabilidades en delitos de corrupción y otros delitos a Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto? ¿Sí o no?

-En enero de 2019, ya como presidente constitucional, López Obrador señaló que todo negocio de corrupción de administraciones pasadas tenía el visto bueno del mandatario en turno, por lo que afirmó que cuando se reformara el Artículo 35 de la Constitución, si el pueblo lo decidía, se investigaría a los exmandatarios.

-El 5 de noviembre de 2019, la Cámara de Diputados aprobó el dictamen por el que se reforman y adicionan diversos artículos de la Constitución en materia de revocación de mandato y consulta popular. Este proyecto pasó a congresos locales, donde obtuvo la aprobación necesaria el día 13 del mismo mes.

El artículo 35 de la Constitución Política establece que el Congreso de la Unión puede convocar a una consulta a petición del titular del Ejecutivo. No obstante, López Obrador descartó esa opción y llamó a que fueran los integrantes de las cámaras o la ciudadanía quienes iniciaran el proceso.

-El 26 de agosto de este año, López Obrador insistió en que si impulsaba una consulta popular para definir el juicio a expresidentes era porque se tenía la costumbre de pensar que todo lo resuelve el mandatario.

-Aunque es una postura que ha sostenido antes, ese día reiteró que votaría en contra del juicio, pero que respetaría los resultados de la consulta si se realizaba.

-El 27 de agosto, senadores de Morena solicitaron formalmente que se realice una consulta popular para enjuiciar a expresidentes que hayan incurrido en actos de corrupción.

-“Desde el inicio del actual Gobierno de la República se ha dicho que no se trata de un acto de venganza llevar a juicio a los expresidentes de México, en el caso de que se acredite la comisión de actos de corrupción en agravio de la nación durante el ejercicio de sus funciones; sino de un acto de justicia”, señalaron en el documento.

-La pregunta propuesta por los legisladores de Morena fue: “¿Estás de acuerdo con que las autoridades correspondientes realicen una investigación sobre presuntos actos ilícitos que hayan causado afectaciones o daños graves al país realizados por los expresidentes de México y, en su caso, se inicie un procedimiento judicial garantizando el debido proceso?”.

-El 1 de septiembre, el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados y líder de Morena, Mario Delgado, formalizó la solicitud para realizar una consulta popular en que la ciudadanía opine si se debe investigar y enjuiciar o no a los expresidentes de la República por sus presuntos actos de corrupción.

-Delgado planteó que la consulta popular debe contener un único cuestionamiento: “¿Debe garantizarse el derecho a la verdad y la justicia del pueblo de México por los hechos de corrupción en que pudieron haber incurrido los expresidentes de la República mediante las investigaciones correspondientes, salvaguardando el debido proceso y la presunción de inocencia?” .

-El 2 de septiembre, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó el formato de obtención de firmas para la consulta popular propuesta por Delgado, según anunció la presidenta de la Cámara baja, Dulce María Sauri.

-Al 14 de septiembre, Delgado informó que entregó “alrededor de 300 mil firmas” recopiladas por diputadas y diputados de la Cuarta Transformación a Omar García, sobreviviente del ataque a los 43 normalistas de Ayotzinapa, y a Ariadna Sánchez y Epigmenio Ibarra, del grupo ciudadano que encabeza la petición de consulta popular para enjuiciar a expresidentes de México.

-Así, Morena no logró recabar el millón y medio de firmas necesarias para solicitar la consulta. 

-El mismo día, López Obrador dijo que si los ciudadanos no alcanzaban las firmas para solicitar el juicio, él presentará el escrito correspondiente.

-Así, el 15 de septiembre, el Gobierno federal, representado por el consejero jurídico Julio Scherer Ibarra, entregó al Senado la solicitud de consulta popular firmada más temprano ese día por el presidente López Obrador.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) recibió el 16 de septiembre, por parte del Senado, la solicitud de consulta de juicio, así como la pregunta propuesta por López Obrador.

La petición fue turnada al ministro Luis María Aguilar Morales.

-El 22 de septiembre, el INE recibió de parte de la Mesa Directiva del Senado las firmas que se recabaron para poder realizar la consulta ciudadana. 

-El INE estimó que tardaría entre 8 y 10 días en contar todas las firmas. Después de hacerlo, se expediría un acuse de recepción. Luego, la institución contará con 30 días para realizar la verificación de todos los apoyos.

-Este jueves, el ministro Luis María Aguilar propuso que la solicitud para realizar la consulta sobre el enjuiciamiento a exmandatarios propuesta por AMLO es inconstitucional.

-El magistrado expuso en su proyecto de revisión de constitucionalidad que el objeto integral de la solicitud es violatorio de la Constitución porque somete a la voluntad del pueblo decisiones que pueden ser transgresiones.

-Al respecto, durante su conferencia matutina, López Obrador respondió que ese argumento fue expuesto por Felipe Calderón, uno de los exmandatarios que se vería afectado por la consulta, y pidió a los ministros de la Suprema Corte actuar de conformidad con lo establecido en las leyes y “no dejarse intimidar”.

El proyecto del ministro será discutido en el Pleno de la Suprema Corte el próximo 1 de octubre.

FUENTE: ELFINANCIERO

Compartir ahora:

Deja un comentario