Protestas contra racismo disparan los contagios por Covid-19 en EU

  • Twitter
  • Facebook

Las protestas contra el racismo en Estados Unidos tras el asesinato de George Floyd a manos de un policía en Minneapolis han disparado los contagios de COVID-19 en la Unión Americana.

El homicidio de George Floyd fue el 25 de mayo y al día siguiente, cuando se aceleraron las protestas en diversas ciudades, el país norteamericano tuvo un registro de 16,682 contagios; sin embargo, desde ese día y hasta la fecha Estados Unidos tuvo un promedio diario de 20,463 infecciones, siendo su peor día de ese periodo el pasado sábado, con 25,891 contagios.

El país alcanzó las 115 mil 706 muertes y los 2 millones 91 mil 348 casos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Sin embargo, tanto la violencia policial como las manifestaciones continúan.

Por lo menos siete policías de Minneapolis han renunciado y otros siete están en proceso ante lo que consideran una falta de apoyo del departamento y líderes municipales.

Los expolicías y policías dijeron al periódico The Minneapolis Star Tribune que los agentes están molestos con la decisión del alcalde, Jacob Frey, de abandonar la estación del Tercer Precinto durante las protestas. Los manifestantes incendiaron el edificio tras la salida de los oficiales.

El Departamento de Derechos Humanos de Minnesota abrió este mes una investigación al Departamento de Policía municipal sobre derechos civiles y el FBI investiga si la policía privó deliberadamente a Floyd de sus derechos civiles.

Durante décadas, el departamento ha enfrentado acusaciones de brutalidad y otras formas de discriminación contra afroamericanos y otras minorías. Una mayoría de los miembros del Concejo Municipal apoya el desmantelamiento o quitar los fondos al departamento.

Los agentes “no se sienten valorados”, dijo Mylan Masson, un policía retirado de Minneapolis y experto en uso de la fuerza. “Ahora todos odian a la policía. Todos”, señaló.

Mientras, en Atlanta, el policía Garrett Rolfe fue despedido y otro fue suspendido tras la muerte a tiros de Rayshard Brooks, el viernes.

Las decisiones siguen a la renuncia, el sábado, de la jefa de policía de Atlanta, Erika Shields, después de que la muerte de Brooks, de 27 años, diera inicio a una nueva oleada de protestas.

En Palmdale, California, cientos de personas marcharon para exigir una investigación por la muerte de Robert Fuller, un afroamericano de 24 años que fue encontrado colgando de un árbol, el miércoles. Los manifestantes partieron del lugar donde el cuerpo fue hallado hasta la oficina del jefe policial, muchos de ellos portando carteles con la frase “Justicia para Robert Fuller”.

Las autoridades indicaron que su muerte parece ser un suicidio, pero se ha programado una autopsia. Agregaron que no cuenta con cámaras de seguridad que pudieran haber registrado lo sucedido.

En Nueva Orleans, manifestantes desmontaron un busto de un dueño de esclavos que dejó como herencia parte de su fortuna a las escuelas.

Revertirían desconfinamiento en NY

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, amenazó con revertir los planes de desconfinamiento después de que multitudes se reunieran fuera de los bares en la ciudad de Nueva York en violación de los protocolos por la pandemia.

Cuomo dijo que su oficina había recibido 25 mil denuncias contra empresas. “Muchas violaciones de distanciamiento social, fiestas en la calle, restaurantes y bares que ignoran las leyes”, tuiteó.

“Cumplamos la ley o habrá acciones del estado”, advirtió a las autoridades locales.

FUENTE: ELFINANCIERO

Compartir ahora:

Deja un comentario