Se dispara 316% la inversión mexicana en el exterior

  • Twitter
  • Facebook

La inversión de empresas mexicanas en el exterior se disparó en el segundo trimestre de este año, en medio de la pandemia, ante el clima de incertidumbre y la falta de Estado de derecho en el país, pero también por las oportunidades en otras economías.

De acuerdo con registros del Banco de México, entre abril y junio la inversión directa de México hacia el extranjero sumó 5 mil 29 millones de dólares, lo que implicó un incremento anual de 316 por ciento, su mayor monto para un periodo similar desde 2012.

Daniel Guiot, socio junior de Rión y asociados, aseveró que es natural ver que los inversionistas mexicanos busquen oportunidades en el extranjero, dado el actual clima de incertidumbre que se vive. “Puede ser una falta de confianza en el mercado mexicano y en la situación macroeconómica y estabilidad política que hay en el país, que puede hacer que los inversionistas no se sientan tan confiados”, indicó.

El directivo enfatizó que las bajas en las calificaciones del soberano y de las empresas productivas del Estado también influyeron en que muchos inversionistas busquen más alternativas en mercados foráneos.

Destacó en el segundo trimestre la inversión por 960 millones de dólares de Inversora Carso, con la que adquirió el 15.4 por ciento de participación adicional en Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), conglomerado español involucrado en actividades de construcción.

También sobresalió la adquisición por parte de Cinépolis y ejecutivos de la empresa, del 6.1 por ciento de la compañía estadounidense Cinemark, transacción que se estima en más de 100 millones de dólares.

Gustavo Mendoza, experto en finanzas y proyectos de inversión en Santamarina + Steta, consideró que la fuga de inversiones al extranjero se debe principalmente al brote de COVID-19 en el país, así como a los estímulos fiscales que dan en otras naciones, y a la debilidad del Estado de derecho.

“El tema de la pandemia, así como los fuertes apoyos de muchos gobiernos que están presentando una ventaja competitiva en lo económico, frente a las alternativas de inversión que se tiene en México, y el Estado de derecho, con temas de cancelación de proyectos o que los existentes no se vayan a cumplir por el gobierno”, dijo, y puso como ejemplos los casos de la cancelación del NAIM y de la planta cervecera de Constellation Brands, entre otros.

Jean Damien Drouillet, socio de Estrategia y Transacciones de EY México, coincidió en que uno de los principales factores es el impacto de la pandemia, “estamos viendo una cierta aceleración de salida de IED fuera de México, por distintas razones, evidentemente hay una relación directa con los efectos de la pandemia y de los efectos que se están previendo del impacto en el PIB”, dijo, y estimó que esta tendencia va a seguir hasta el cierre del año, principalmente en el sector energético y de retail.

Ingreso de IED se estanca

Por el contrario, el ingreso de inversión extranjera a México registró un crecimiento moderado, a tasa anual, de 2.6 por ciento, al sumar 6 mil 596 millones de dólares, cantidad significativamente menor a los 11 mil 373 millones del primer trimestre.

Las cifras indican que por cada dólar que entró al país en inversión extranjera, las empresas mexicanas invirtieron 76 centavos en el exterior.

Raymundo Tenorio, catedrático emérito del Tec de Monterrey, aseveró que en el caso de México, ha perdido atractivo por parte de los inversionistas debido a que otras naciones ofrecen más confianza además de que las firmas buscarán siempre la mayor ganancia posible.

“Siempre van a buscar la mayor tasa de ganancia, pero sobre todo siendo inversión de largo plazo va a ir a territorio donde el respeto al Estado de derecho, la confianza y la certidumbre sean también de largo plazo”, puntualizó.

FUENTE: ELFINANCIERO

Compartir ahora:

Deja un comentario